RSS feed

Editorial

Cada vez más, la noción de traducción nos evoca productos creados por equipos de voluntarios y de máquinas, en los que los textos a procesar no parecen ser más difíciles de descodificar que la realidad del mundo original que se pretende traducir. Con sólo hacer clic, la traducción automática gratuita es una metáfora idónea del pluriverso en el que vivimos, tan complejo de descifrar en el fondo y tan fácil de descodificar en la realidad. Como símbolo de superación de barreras culturales y lingüísticas, la traducción automática ha pasado a formar parte del tejido de la comunicación virtual y permite cierto nivel de intercambio. Sin embargo, se espera que los traductores vayan más allá de la mediación, ya que comunican realidades semánticas, pero, también, una gran variedad de experiencias: lingüísticas, culturales, éticas, sensoriales y biológicas. Tal y como nos recuerda Douglas Robinson, los/as traductores/as deben aceptar que los ciborgs traducen y editan más rápido y con mayor precisión que los mediadores humanos. Además, en su empeño por captar realidades complejas de carácter moral, físico, emocional e intelectual, amplían constantemente los límites de la comunicación más allá de las fronteras interlingüísticas e, incluso, interculturales.

La traducción media en la pluralidad de significados inherente a la vida. La presente edición pone de manifiesto el gran alcance de su naturaleza, así como la complejidad de sus procesos y estructuras. La localización de páginas web (Miguel Jiménez-Crespo), la traducción audiovisual (Irene Ranzato, Agnieszka Szarkowska, Anna Corral y Ramon Lladó) y la traducción jurídica (Carmen Bestué Salinas, Mariana Orozco Jutorán Fernando Prieto Ramos y Anna Kizińska) son las principales categorías que se tratan en este volumen, aunque también ocupan un lugar destacado las múltiples tareas de pre- y postraducción, que condicionan asimismo el éxito de la comunicación; en concreto, la conciencia intercultural y ética (Panagiotis Sakellariou y Julie McDonough Dolmaya), la coedición (Fabio Regattin), la evaluación (Tomás Conde) y la revisión (Kirsten Wølch Rasmussen y Anne Schjoldager). Este es, también, un número multilingüe y multicultural, que comprende artículos en inglés, italiano y español, firmados desde Canadá, Dinamarca, Grecia, Italia, Polonia, España y Estados Unidos.

Los artículos que constituyen esta edición rememoran la gran variedad y contraste de competencias y sensibilidades que necesitan los/as traductores/as para encontrarle un sentido al conocimiento y a los sistemas. En la entrevista sobre su experiencia como coordinadora de Discovery Communications, Joanna Mal nos recuerda cuál es el ámbito en el que se producen los intercambios interlingüísticos e interculturales. En el año 2009, según Mal, se tradujeron alrededor de 31.000 horas de programación para los distintos canales de este conglomerado mediático. No podemos imaginarnos un mundo sin estas grandes oportunidades de compartir la diversidad y no debemos olvidar que la traducción, en sus distintas formas, las pone a nuestro alcance.

Lucile Desblache

Traducido por Èlia Sala Robert