RSS feed
Editorial

Gracias al auge de Internet, hoy en día la traducción automática nos ayuda a superar más fácilmente las barreras lingüísticas. Los adelantos en la traducción automática estadística han hecho visible e imaginable la atractiva posibilidad de una traducción instantánea y gratuita para todos. Franz Josef Och, jefe de investigación científica de Google, declaró con orgullo en el blog oficial de la empresa en abril de 2012 que hay «200 millones de usuarios activos al mes en translate.google.com» y que «En un día cualquiera, [en Google] traducimos aproximadamente el texto que podemos encontrar en un millón de libros1».

A pesar de las numerosas deficiencias y absurdidades de los sistemas de traducción que siguen siendo inherentes a la traducción automática, no debemos ignorar tales logros. Las herramientas de traducción están transformando la manera en que nos comunicamos, vivimos y trabajamos. Tienen visos de continuidad; evolucionan constantemente y son una parte integral de las vidas tanto de traductores como de no traductores, en lugar de suponer una amenaza para los traductores humanos.

Por esta razón, se puede afirmar que tan es importante explorar la manera en que la traducción automática está afectando a las vidas de los traductores y sus métodos de trabajo, como lo es explorar el avance cuantitativo y cualitativo de los sistemas de traducción automática. Quizás sorprenda que en una encuesta realizada en 2011 tan solo el 6% de los empresarios europeos calificaron los sistemas de traducción automática como esenciales para la contratación de jóvenes traductores, mientras que el 37% no requirieron tal competencia2. Asimismo, otra encuesta llevada a cabo en 2011 indica que el 42,9% de los traductores consideraban la traducción automática como un enemigo3. En otra encuesta realizada en 2010, tan solo el 12,7% de los traductores que participaron en ella consideraban que las herramientas TAO, incluida la traducción automática, les permitía aumentar su productividad entre un 20 y un 30%, mientras que un 25,7% contestaron que no sabían cuantificarlo y el 22,1% no tenían o no utilizaban herramientas TAO4.

En la introducción de este vanguardista número de nuestra revista, centrado en las actuales prácticas de traducción, Louise Brunette y Laurie Gerber analizan tales contradicciones. Junto a esos artículos, se ofrecen dos entrevistas relacionadas con la traducción y la tecnología: Sylvain Caschelin trata los nuevos avances en la subtitulación en directo, mientras que Roslyn Bottoni evoca los desafíos de ser editora para la Comisión Europea. Como siempre, esperamos que este número les resulte informativo y les animamos a enviar sus comentarios.

Lucile Desblache (Trans. Soledad Cano Martinez)

Note 1:
Franz Josef Och (2012). “Breaking Down the Language barriers - six Years In.” April 26.
http://googleblog.blogspot.co.uk/2012/04/breaking-down-language-barriersix-years.html?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed:+blogspot/MKuf+(Official+Google+Blog)#!/2012/04/breaking-down-language-barriersix-years.html (consulted 20.10.2012).
Return to this point in the text

Note 2:
Results of the 2011 survey conducted by the Optimale project available at
http://www.translator-training.eu/optimale/attachments/article/40/Public%20part_report_2010_OPTIMALE%204018-001-001.pdf (consulted 20.10.2012).
Return to this point in the text

Note 3:
http://www.proz.com/polls/archived?poll_id_link=10300 (consulted 20.10.2012).
Return to this point in the text

Note 4:
The poll results can be viewed at http://www.proz.com/polls/9235 (consulted 20.10.2012).
Return to this point in the text